Páginas vistas en total

lunes, 24 de noviembre de 2014

CENTENARIO DE JOSÉ REVUELTAS

José Revueltas, Obra literaria. Empresas Editoriales, 1967. Dos volúmenes.

Párrafo del epílogo, José Agustín
“… con Julio Cortázar, Revueltas es el cuentista más importante que haya existido en Latinoamérica. El manejo de este género literario que ha logrado José Revueltas es verdaderamente excepcional: por supuesto, hay unos cuentos mejores que otros, pero todos poseen un extraordinario apego a su contexto, ofrecen la atmósfera debida, tienen anécdotas redondas y personajes siempre bien dibujados; cuando, en un cuento, Revueltas hace un juego de ideas casi nunca divaga y sí enriquece el contenido. Sus cuentos son multidimensionales, complejos, desprovistos de obviedades, con todo tipo de matices, con una gran riqueza imaginativa en los temas, con belleza en el lenguaje, ya sea a través de la morosidad y el rirmo lento o de la crudeza y la violencia en el idioma.”  Vol. II, pág. 645.

Novo, citado por Agustín
“En 1949, a raíz de la aparición del libro [Los días terrenales, Editorial Stylo], Salvador Novo escribió unas observaciones que no resisto la tentación de incluir, por tratarse del punto de vista imparcial en cuanto a las tesis del libro.
‘Convengo con Xavier’, Villaurrutia, claro, ‘que Pepe Revueltas es ya un gran novelista. Su estilo es depurado, profundo, rico. Pero también creo que no está destinado a ser un novelista popular. Exige la misma lenta disposición de ánimo que Proust para entregarse al “lac de délices” de sus introspecciones aplicadas a personajes estéticos. De todas maneras es como la afortunada síntesis de sus dos fallecidos hermanos. Con las palabras pinta como Fermín y compone música como Silvestre… “Los días terrenales” es una magnífica novela. Contiene un puñado de tipos estupendos: Gregorio, que abre y cierra el libro en tinieblas; el Tuerto Ventura, cíclope tremendo; Fidel, el jesuita del comunismo despiadado; Bandera, la niña muerta; Julia, Epifania, Virginia –tres mujeres antípodas por un común denominador sexual–; Ciudad Juárez y los comunistas que salen a fijar propaganda al amanecer… No podría decir qué capítulos me gustaron más. Pero el del arquitecto en su estudio y la descripción del episodio que espían en la azotea me pareció una pequeña obra maestra con sui doble “track” cinematográfico  –lo que sucede en la azotea–, lo que repercute en el cuerpo y en el espíritu del arquitecto que lo presencia y absorbe, la reacción de lo mismo en su mujer, inesperadamente llegada– y la aparición de la vieja Ángel Vengador, que precipita al suicidio a una de las anónimas amantes. Y el modo elegante como todos los personajes van desapareciendo –¿o quedándose?–  del microscopio-telescopio a cuyo escrutinio, armado de las más justas y brillantes palabras, le somete este gran novelista que es Pepe Revueltas.’

Novo supo hacer un justo balance de esta novela que después causaría irritación entre los sectarios y los ignorantes.” Pág. 641

domingo, 2 de noviembre de 2014

FOTOS DEL VI CONGRESO PCSUR





Dámaso Manuel Martínez, Tito Alvarado, Yuri Zambrano

Roberto Palomino, Lucy Ortiz, Delia Magaña

Ron Riddell y esposa



















sábado, 1 de noviembre de 2014

CRÓNICA DE TIZZIA HOLWIN, VI CONGRESO Y FESTIVAL PCSUR



DOMINGO 19
Todo comienza con un viaje a la capital de nuestro país, sede del VI Congreso Internacional Proyecto Cultural Sur. El primer encuentro es con mi compañera de habitación, Ana Alvarez, argentina de nacimiento, una mujer muy dulce y con un aire despreocupado. Me instalo en el hotel y salgo a caminar con ella. Recorrer la Ciudad de México me llena de nostalgia y de amorosos recuerdos.
Luego, el primer encuentro con el fundador y presidente honorario de Proyecto Cultural Sur, Tito Alvarado y su entrañable esposa, acompañados de quien llamo querida amiga, Delia Magaña. Un abrazo, una bienvenida cálida como la que se le da a un amigo muy querido y eso me hace sentirme de inmediato en familia. Me entrega Tito un libro rojo, que es como la Biblia pues contiene la filosofía de lo que ser PCSur significa, el cual me dispongo a leer lo más pronto posible para así integrarme a las mesas de trabajo.
En nuestra primera plática como es de esperarse sale a colación el nombre de una persona muy amada por mí, Mónica Tapia Espinoza, y la anécdota de Tito del día en que se conocieron. Me hubiese encantado que ese día fuera el primero de muchos encuentros con nuestra Mónica, sin embargo no pudo asistir al Congreso y cierta estoy de que nuestro encuentro será muy pronto en otro escenario.
Ya es tiempo de descansar y me retiro a dormir, las actividades comienzan muy temprano por la mañana en el Teatro Ciudadela.

Delia Magaña da Inicio al VI Congreso y Festival Proyecto Cultural SUR


LUNES 20
Ya ha amanecido y la cita es a las 8:00 am para iniciar el registro y sellar nuestro gafete de identificación, a toda prisa llegamos para el registro, recibimos nuestra bolsa de trabajo y bienvenida y elegimos en qué mesa nos instalaremos. De pronto, a mis espaldas, una voz familiar que me obliga a ver del otro lado del espacio donde me encuentro. Pude identificarla de inmediato por esa luz que brilla en sus ojos, un abrazo que sella el inicio de una amistad, Lady Laura Ortiz y su gran sonrisa.
Nos invitan a ubicarnos en la sala del teatro para dar inicio a la pre apertura del VI Congreso Internacional Proyecto Cultural Sur Cd. de México. Tito Alvarado preside la mesa, acompañado de Ana Alvarez, representante de Argentina, Ignacio Alfonso Flores y  Zayda Cristina Reynoso, representantes por México. 
"Alzar la voz como poetas más allá del ego y proyectarnos como una fuerza moral de cambio, estamos hablando de política, pero estamos hablando esencialmente de política humana, estamos hablando de cultura, pero esencialmente de cultura humana de las cosas que nosotros queremos desechar, la guerra, la injusticia social", son las primeras palabras de Tito, mientras tanto Delia atentamente toma nota de ellas frente a la mesa y ultima detalles.

Tito Alvarado

"Que espíritu no se regocija al momento de crear... la responsabilidad nuestra como creadores es entonces sagrada capaz de gestar movimientos siempre teniendo como objetivo el amor como trascendencia", son las primeras palabras de Ana Alvarez, mi entrañable compañera de habitación, y yo sólo puedo asentir e identificarme con las palabras de ambos.... podrán llamarnos idealistas, pero acaso no son las utopías un objetivo para alcanzarlo, yo creo que sí.
Es tiempo de trasladarnos al Teatro Hidalgo para la ceremonia oficial de apertura del VI Congreso Proyecto Cultural Sur en compañía de gentes de muy diversas nacionalidades de nuestra América pero con un solo pensamiento, la diversidad que nos hermana y la palabra que nos une.
Una apertura magnifica y un espectáculo memorable nos regalan los organizadores. Delia Magaña ha hecho uso de la palabra y nos ha emocionado a más de uno: "Doy la más cordial bienvenida a todos los delegados de los países del tercer mundo con quienes nos une la raíz sociológica y la lucha transgeneracional en todos los ámbitos, incluidos aquellos tópicos en que la mujer requiere cada vez más de sólida participación ideológica y también en la toma de decisiones que se requieren para llevar a cabo profundas revoluciones". Y con estas palabras encontramos nuestro reflejo y no podemos sustraernos al placer de la emoción. Puedo verlo en la expresión de Blanca, una hermosa uruguaya que está sentada a mi lado.

Apostados en nuestros asientos del Teatro Hidalgo escuchamos atentamente al presidente internacional de Proyecto Cultural SUR, Tito Alvarado:
"El secreto del éxito de PCSUR es uno y complejo, todo radica en el ser humano, en su imaginario, en su cultura, en su historia, en su hacer, cada uno de nosotros es dueño de su destino y este se escribe con las acciones del día a día, que éstas sean lo mejor que nos amerite como creadores y como transformadores, es nuestro compromiso. Ya no somos el producto de nuestras circunstancias, ahora se trata de que seamos, lo que logremos hacer con nuestras circunstancias... unidos en la diversidad". 
El público asistente se entrega en un gran aplauso y nos invitan al vestíbulo del teatro a recorrer la inauguración del Salón de Artes Visuales, "Unidos en la diversidad", a cargo de distintos artistas plásticos de nuestra América, Robert Torre Malpartida y  Ángel Morote Contreras de Ayacucho, Perú, pintor y escultor respectivamente; Kya Kif y Mario Ávila de México entre otros.
Da inicio entonces el espectáculo de bienvenida con un grupo de música y danza prehispánica de verdad impresionante, es un espectaculo que se ha presentado en diversos países del mundo, su nombre Otom Tekutli. ¡Ah!, cuánto orgullo saberme mexicana. 
Pasada la emoción, después de la presentación de Otom Tekutli, nos disponemos a disfrutar de danzas regionales mexicanas a cargo de los grupos Yolotzin (Centro de Seguridad Social Azcapotzalco) y el Ballet Folklorico de INBA (Escuela de Bellas Artes de Cd. Nezahualcóyotl), bajo la dirección de Julio César Vázquez, y como podrán imaginar, el orgullo de nuestra mexicanidad por los cielos, gracias a los organizadores por ese generoso espectáculo y por esa cálida bienvenida a todas las delegaciones de nuestra América.
Ha llegado la hora de recorrer la muestra plástica, del brindis y la degustación de comida prehispánica mexicana, a cargo del Chef Alberto Vázquez Segura, de una variedad muy extensa en la que no podían faltar el pulque y semillas como cacao, amaranto, chía, salvia hispanica, cacahuates, girasol y piñón; vainas como ejote, guaje, mezquite, guamúchil, hueynacaxtle, cuauhpinole y jinicuil; hojas como quelites papaloquelite, quintonil, verdolaga entre otros, chaya y choyo; flores de calabaza, yuca o chocha, frijoles, garambullo, colorín, huauhzontle, golumbos, cocuite, biznaga y alaches; frutos como chayote, chilacayote, garambullo, mamey, aguacate, anona, chirimoya, papaya, guanábana, chicozapote, changunga, zapotes, ciruelas, guayaba, pitaya, pitahaya, tuna, xoconostle, entre otros; raíces tales como camote, jícama, chinchayote, yuca y guacamote; especies de insectos como: ahuautle, chahuis, chapulines, chinicuil, cuetla, cupiches, escamol, gusano de maguey, titococos, entre muchos de otros;  huitlacoche, flor de calabaza, quintoniles, huauhzontles, animales domésticos como el guajolote, las abejas, el pato criollo, así como perros xoloitzcuintle. Se discute si los cerdos nativos (coyámetl y pízotl)) eran o no un animal doméstico, además de variedades de peces, mariscos, así como aves y mamíferos salvajes (pato, chachalaca, chichicuilote, armadillo, liebre, venado, manatí, jabalíes, etcétera). Innumerables variedades de chiles (secos, ahumados y frescos) sirven de condimento, así como el epazote, la vainilla, el achiote, la cebolla nativa xonácatl (conocida por el nombre cebollín), la pimienta de Tabasco, la hoja santa y la hoja de aguacate. Preparados en los utensilios empleados por los antiguos mexicanos, destacan el comal, el molcajete, el metate, las ollas de barro, las jícaras de guaje y bules para transportar el agua. Como técnicas de preparación se pueden mencionar: huatape, jacube, mextlapiques, mixiotes, mole, nixtamal. pib, pilte, pinole, pipián, tatemar, siguamonte. He de confesar que fue muy divertido ver las caras de los asistentes al ir probando cada una de esas delicias.
Salgo entonces a contaminar mi cuerpo con un cigarrillo y al volver al recinto, mi primer encuentro con un personaje memorable, Yuri Zambrano.
Hablar de Yuri Zambrano es hablar de todo un personaje, es un hombre de mirada profunda, de calidez innegable, de una chispa que sólo los amantes de la palabra, de la belleza implícita en las cosas más sencillas son capaces.
Me recibe con un beso en la mano como un caballero andante, es el coordinador de Poesía y Literatura del VI Congreso Internacional Proyecto Cultural Sur y sin embargo se presenta conmigo en la sala de exposición del teatro Hidalgo como un artista plástico, de una increíble sencillez en su trato y de un cariñoso que de inmediato se me hace entrañable.
Me despido porque ya es tiempo de descansar, mañana será un día muy especial, inician las mesas de trabajo por la mañana en el teatro Ciudadela y por la tarde las mesas de lectura poética en las que participaremos los poetas invitados. Laura Ortiz y yo estaremos en la mesa cinco, junto a Roberto Paredes, todos mexicanos, y Blanca Baraciarte, poeta uruguaya, el moderador es el escritor Fernando Reyes T., y tres, respectivamente, que será moderada por Dámaso Manuel Martínez.

MARTES 21
Ha llegado un nuevo día y Ana y yo estamos apresuradas preparándonos para ir al teatro Ciudadela a iniciar nuestras intervenciones en el Congreso, he decidido adelantarme para beber un café en el lobby del hotel sede antes de partir.
Es ahí donde tengo mi primer encuentro con personas hermosas del norte de mi país, de Sonora específicamente, Cristina Murrieta, Carlos Valenzuela y Reyna Ochoa, además de Javier Jiménez, que hasta hace unas horas supe no es de Sonora sino del amado D.F. 
Vienen llegando junto con el argentino y ahora amigo entrañable Dámaso Manuel Martínez, la colombiana Bella Clara Ventura y las uruguayas Betty y Delma, quienes participaron en el evento de SIPEA Puebla: PRIMER ENCUENTRO INTERNACIONAL DE ESCRITORES Y ARTISTAS, AJALPAN 20, organizado por una mujer hermosa que más adelante me conmovería hasta las lágrimas, Ana Edith Tequextle Paque. Llega también Tito y Raquel, Delia, Ana, Lucy, una hermosa salvadoreña radicada en Canadá, acompañada de Roberto Palomino, duranguense de nacimiento y también radicado en Canadá, todos envueltos en un ambiente de camaradería y abrazos que me parece maravilloso. Es tiempo ya de iniciar el traslado hasta el recinto donde nos esperan nuestras mesas de trabajo.

Hemos llegado y tomado nuestras posiciones y me encuentro con una mirada dulce, sentado a mi lado está Jaime Velázquez de PCSUR Veracruz, un caballero en toda la extensión de la palabra y un hombre muy comprometido con su quehacer. Se instalan las mesas, cinco en total con muy diversos tópicos a discutir para enriquecer al Proyecto Cultural Sur.


Mesa de trabajo tres: Jaime Velázquez y Verónica Zamudio, México; Dámaso Manuel Martínez Argentina (Moderador); Raquel Alvarado, Chile-Canadá; Tizzia Holwin y Laura Ortíz, México; Bety Chiz y Blanca Baraciarte, Uruguay; Robert Torre Malpartida, Perú.


Es tiempo de nuestro receso, de correr al mercado de artesanías de la ciudadela para comer e integrarnos a nuestras lecturas. Nuestro compañeros Roberto y Blanca no llegaron a la sesión de lectura así que mi Lady Laura y yo subiremos solas con nuestro moderador. Comienza nuestra Laura con un poema que la autodefine de manera hermosa y nos llegan sus palabras como "lluvia de invierno y nostalgia de arcoiris, bulbo y tulipán, agua de cascada", que contrario a lo que nos lee, llega hasta el mar con su fragancia, con la certeza de la  "piedra que habita a la orilla de su río, gaviota y faro" por momentos perdidos. Laura es "melancolía en este hermoso otoño" pero nunca "corona de espinas" porque es "Casiopea quien la arropa para dormir tranquila", mientras sueña con sus "vuelos de utopía".
De mi intervención poco he de hablar, no seré yo quien del hecho haga crónica, pues en secreto mantengo el deseo de haber cimbrando una conciencia con el texto escogido para la ocasión. "Crisis moral" lleva por título y lo demás se los dejo a su imaginación.

Días muy provechosos en el foro abierto y las mesas de trabajo de Proyecto Cultural Sur, donde se han discutido reformas a la declaración de principio, estatutos y compromisos de la presidencia internacional, a las políticas y relación con instituciones oficiales y organizaciones afines al ideal de PCSUR, instaurando acciones de promoción y difusión de todas las artes con preponderancia siempre del desarrollo y crecimiento de los proyectos que llaman núcleos individuales y colectivos como la Bienal Sur, la Galería Muro Libre, el Festival Palabra en el Mundo, las Bibliotecas físicas y virtuales, los Parques por la Paz, el Festival Mundial de la Poesía, la imagen promocional de Sur, la Fuerza Moral y sus estrategias para lograr mejores resultados, el día del árbol Sur (10 de Junio) y los 80 días por la Paz.
Qué decir de la conferencia "El Desarrollo de la cultura alternativa desde y en las condiciones actuales", de Ismael Colmenares Maguregui y el querido Tito Alvarado. 
En la que nos queda claro que ser PCSUR es mucho más que una etiqueta, mucho más que pertenecer a una organización internacional, que ser PCSUR es una forma de vida y que finalmente todos somos PCSUR sin que lo sepamos. Yo, en lo personal no puedo más que alegrarme de encontrar por fin ese camino que he buscado por tantos años y que hoy se abre ante mis pasos, no por el discurso sino por el ejemplo vivo y palpable de Tito, de Raquel, de los Franciscos, de Cristina, de Carlos, de Ana Edith, de Dámaso... de Delia.

Permítanme hablar más ampliamente de esta hermosa mujer que lleva por nombre Delia

Delia Magaña y Tizzia Holwin

Delia, es una mujer como todos nosotros, con claro-oscuros, una mujer de pasiones a admirar, suave y dura cual alforja y de seguro caminar, cuando ríe, tiñe e intoxica con el azul que tiene el ideal, es como un pájaro despierto que sus alas bate sin cesar. Es una mujer árbol, de raíz profunda que su tronco no tiene puertas de diamante y a la que no le basta la palabra resignación, comprometida y congruente con la palabra y el actuar y eso la hace aún más valiosa que las puertas de su tronco, pues la valentía es fiel reflejo de su andar. 
Delia es una mujer amazona, siempre presta para el combate en pro de la defensa y férrea combatiente de la marginación, con esa furia desatada que nos muestra la ausencia de miedo en su espíritu y su caminar de garza, elegante y altivo que a decir verdad en ocasiones me ha dejado sin palabras. Dragón de familia y esposa de ella misma, fecunda en ideales, poema nube y sol, cinco letras que componen un solo nombre que bien podría ser Nación. 
Delia, porción exacta de belleza e inteligencia, claro que con un toque de locura y como no, si es de aquellas que no teme alcanzar las utopías (así es el soñador), ella vive fija en su presente y al pasado nada adeuda y eso lo describe aún mejor su andar, es como una hoz que siega la crueldad colgada, la violencia y el cultivo enfermo de la inconstancia, de la mentira y arrogancia de quienes con credenciales intentan impresionar, es eterna enamorada (y yo se lo agradezco) de su nación. Fiel ejemplo de ser Sur sin duda alguna.

Es tiempo de hacer un receso y luego trasladarnos al Teatro Hidalgo para presenciar un recital de música y poesía donde Roberto Palomino (México-Canadá), Lucy Ortiz (El Salvador-Canadá) y Dámaso Manuel Martínez (Argentina) nos deleitarán de inicio, seguidos por los trovadores mexicanos Miguel Pineda y Francisco Saucedo, Ron Riddell y sus "Children of the Rain", de Nueva Zelanda, acompañado de su traductora y esposa, una hermosa colombiana de la que desgraciadamente (y pido mil disculpas) no recuerdo su nombre. Más adelante Cristina Murrieta en todo su esplendor acompañada del entrañable Javier Jiménez con una mezcla de poesía y música, como siempre un espectáculo divino, de esos que quieres grabar en tu mente y que amablemente Df-Pc Sur México nos obsequia.


Por hoy me despido, mañana nos espera una mesa redonda en el Centro Cultural del México Contemporáneo, además de un recital poético donde mi querida Laura tendrá una participación y que les narraré en la próxima entrega.