Páginas vistas en total

jueves, 2 de febrero de 2012

LA NOVELA DE FERNÁNDEZ FE / BENITO GARRIDO

El último día del estornino es un libro que sabrán apreciar aquellas personas que gusten alejarse de los convencionalismos habituales de lectura.

Gerardo Fernández Fe es un escritor que ha sabido instalarse en ese espacio literario de vanguardia donde la búsqueda de un estilo propio se convierte en sello de identidad. Y en esa exploración, no solo inventa textos que bordean la realidad, y que a veces vuelven su mirada a la historia, sino que en una estudiada maniobra poética, también inventa al propio lector. Lector, que no puede más que dejarse llevar por un torrente de personajes que debe articular en ese espacio narrativo tan particular. Novela inteligente donde las historias, en una estructura de raíz, se encadenan o concluyen en función del escenario y del conflicto tratado.

Luis Mota es un ornitólogo aficionado, que un día, a la salida del cine, asiste a la muerte de un estornino que cae convulsionado a sus pies. En un impulso por esclarecer las razones de esa muerte, el protagonista se lanza a una investigación sobre las aves que pueblan Caracas, la ruidosa ciudad donde vive. En la Biblioteca Pública Central solicita tres libros sobre la conducta de ciertas aves en las mesetas españolas. Ante la no disponibilidad de ninguno de aquellos, la bibliotecaria le ofrece como alternativa un enorme tomo, Mil mesetas: capitalismo y esquizofrenia, libro firmado por Deleuze y Guattari que desconoce por completo y que no cree le sirva de mucho en sus pesquisas. Resignado ante tremenda confusión, comienza a hojear el libro. A partir de ese momento, y como influida por aquel título, la trama de historias que confluyen en esa biblioteca comienza a surgir: una multiplicidad de “mesetas” que como nudos y tallos configuran una gran raíz. Las preguntas, personajes e incidentes conectados que Mota comienza a plantearse se complican al hallar en el libro un hueco cuidadosamente recortado entre las últimas páginas donde se oculta una pistola Colt 45.

Muchos y variados son los personajes que pueblan el singular imaginario de ese narrador inesperado con el que fácilmente nos podemos identificar. Como si de una sucesión de imágenes, películas, relatos, vidas en definitiva, todas entrelazadas, nos encontramos historias sobre diversos y variados protagonistas: un francotirador balcánico durante la cercana guerra yugoslava; el cubano exiliado en una ciudad norteamericana; un camionero checo y la chica cubana que recoge en una carretera griega; el padre de esa joven cuando se reúne en La Habana con el grupo de escritores de Reinaldo Arenas; una pareja de venezolanos que se ocupan más del trabajo (él) y de su amante escritor (ella) que de ellos mismos. Desconocidos que pronto se hacen cercanos y cuyo testimonio debe seguir el lector para alcanzar el origen y continuación de la siguiente historia.

Todo transcurre a partir del momento en que Mota recibe el libro equivocado, incluso dentro del aparente inmovilismo de esa escena. Las historias, imaginadas y al mismo tiempo reales, se nos presentan como una clara muestra de que las actividades humanas vienen condicionadas por el entorno histórico y social en que se desarrollan. Estamos ante un apetitoso ejercicio narrativo donde las palabras trasladan al lector, de manera solícita y estudiada, a otros espacios y vivencias. Como en un juego de espontáneos reflejos, muchas y diferentes lecturas son las que pueden hacerse. Y es ahí precisamente donde está lo más interesante de este último día del estornino, por otro lado, cien por cien recomendable en su lectura.

Gerardo Fernández Fe nació en La Habana, en 1971. Ha publicado la novela La falacia (Cuba, 1999) y el libro de ensayo Cuerpo a diario (Buenos Aires, 2007), así como ensayos, relatos y traducciones en publicaciones periódicas de Cuba, España, México y Argentina.


Consultar en este blog la crítica (viernes 27 de enero) y la entrevista (lunes 9 de enero) con Gerardo Fernández Fe de Ladislao Aguado.
          La reseña adjunta fue enviada por El placer de la lectura.

Más información: prensa@elplacerdelalectura.com

INSTITUTO DE ARTES GRÁFICAS DE OAXACA

El Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca los invita a la
presentación del libro

Vendedor de ilusiones
Eligio Zárate: fotografía y modernidad en San Pablo Huitzo, Etla, Oaxaca. 1940-1960.

Autora: Alejandra Mora Velasco
Comentarios de Karen Cordero, Eloísa Uribe,
Mayra Mendoza

Viernes 03 de Febrero de 2012 | 19:00 horas
Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca | M. Alcalá 507
Sábado 4 de Febrero de 2012 | 19:00 horas
Ex-Convento de San Pablo Huitzo, Etla, Oaxaca

Acerca del libro
Lejos de las historias generales de la fotografía que intentan ser inclusivas y eluden los usos domésticos de este arte, Testimonios del Archivo 5 nos adentra en una fascinante vertiente de la fotografía vernácula: las "ampliaciones en tela".
          Aquí, Alejandra Mora profundiza en el tema: hizo una larga investigación de campo en San Pablo Huitzo, Etla, Oaxaca, que se extendió a la ciudad de México, para localizar a los artífices de tan singulares retratos, quienes, valiéndose de los medios de la época, lograron satisfacer a la clientela. Se trata de imágenes ligadas a un deseo de ser visto, que en ocasiones llegaron a convertirse en referentes a la canción "El retrato de Manuela", de Chava Flores, donde tuvieron cabida los catálogos de cuerpos, peinados, aretes y atuendos e, incluso, la supuesta fotografía de boda, para limpiar la conciencia y guardar la moral de quienes solicitaban los buenos oficios del fotógrafo. (Mayra Mendoza Avilés).



Acerca de la autora
Alejandra Mora Velasco (D. F., 1971), licenciada en Historia del Arte (UIA), museógrafa (Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía Churubusco-INAH), maestra en Práctica Creativa para Ambientes Narrativos (Central Saint Martins College of Art and Designs, Londres), rescatista de tradiciones perdidas, trotamundos y generadora de puentes entre comunidades locales y globales.
          Su affaire con Oaxaca comenzó en 1992, cuando colaboró con la Unión de Museos Comunitarios de Oaxaca A. C. y con el Programa Nacional de Museos Comunitarios INAH-Culturas Populares. Al vivir en varias comunidades y convivir con sus gentes se enamoró del extraordinario estado en el que nacieron sus cuatro abuelos.
          Desde entonces ha participado en un buen número de proyectos de investigación y promoción de su cultura. En 1995 comenzó el rescate de la técnica de la ampliación en tela a través de la figura del fotógrafo Eligio Zárate. Fue directora fundadora del Museo de Filatelia de Oaxaca A. C. (Fundación Alfredo Harp Helú, Oaxaca) entre 1998 y 2005. En 2007 produjo en la ciudad de Londres la experiencia multisensorial "A taste of Wahaka" para mejorar la imagen exterior de Oaxaca, afectada por los conflictos políticos y sociales de 2006.
          Actualmente trabaja en la rama de servicios de consultoría cultural, imparte talleres de Branding y Soluciones para el Futuro enfocados a la industria creativa y forma parte de la organización Somos Nosotros, red ciudadana de artesanos, diseñadores y artistas en Oaxaca.
          En el ámbito de la fotografía es editora invitada de la revista Acervos, publicación de los Amigos de los Archivos y Bibliotecas de Oaxaca A. C. para el número dedicado a la fotografía.


Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca
Macedonio Alcalá 507
Colonia Centro. Oaxaca. CP. 68000
Tel.- 01 (951) 516 6980 / 516 2045 ext. 1

JORGE CUESTA POR EVODIO ESCALANTE. LIBRO DEFINITIVO



Fue presentado el libro de Evodio Escalante

Metafísica y delirio. Canto a un dios mineral

de Jorge Cuesta

Ediciones Sin Nombre, 2011,

en Casa Refugio Citlatépetl, D. F.