Páginas vistas en total

lunes, 10 de febrero de 2014

RAJOY-WERT DE ESPALDAS AL CINE ESPAÑOL

El premio Goya de Mejor Película Hispanoamericana de este año lo obtuvo Miguel Ferrari con Azul y no tanto, en una ceremonia en la que estuvo ausente el señor encargado de Educación, Deportes y Cultura, Wert (¿sabe algo de estos tres campos?). Mientras los venezolanos celebraban que sus películas ya gozan del 40 por ciento del tiempo de pantalla, el Presidente de la Academia de Cine español, Enrique González Macho, declaró que hay una polarización en su país entre películas industriales y películas artesanales, de muy bajo presupuesto.

En 1999 Amaneció de golpe, de Carlos Azpurúa, fue finalista. En el Festival de San Sebastián del año pasado Mariana Rondón obtuvo el reconocimiento máximo con Pelo malo, que aborda el tema de la diversidad. Venezolanos ambos, como Ferrari.

"Ferrari dijo que hacer una cinta sobre un tema tan sensible como la homosexualidad había sido un sueño hecho realidad. Primer Goya también para el cineasta, debutante con esta tragicomedia amable y desprendida, en la que se critica con buen humor, pero sin resquicios, la homofobia, la intolerancia y el rechazo a lo diferente."

Actor y guionista, Ferrari filmó en 2011 Cortos Interruptus, "una película que solo se estrenó en Venezuela".

"Como Pelo malo, Azul y no tan rosa pone el dedo sobre la llaga de la intolerancia, en este caso con un registro desenfadado y muy "almodovariano", influencia que Ferrari no solo reconoce, sino que, asegura, la disfruta provocando al espectador con guiños a su filmografía." (Notas de Sofía Balza en El Nacional y de El Universal de Venezuela.)

No hay comentarios: