Páginas vistas en total

martes, 8 de mayo de 2012

VI FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESÍA PALABRA EN EL MUNDO

Démosle una oportunidad a la paz / 10 al 22 de mayo del 2012

Palabras iniciales al inicio del VI Festival Internacional de poesía Palabra en el mundo

Ya van seis años intentando más acciones poéticas que bases militares. Las guerras siguen su curso, tanto las que hacen ruido como aquellas silenciosas que igual nos matan. Todo podría indicar que nuestras batallas, hechas de palabras e intenciones puras, son batallas perdidas.
            Por ello debemos redoblar el esfuerzo y multiplicar la palabra.
            A vuelo de pájaro tenemos estadísticamente más de 1200 acciones poéticas como base real establecida por el V Festival. Miles y miles de personas congregadas en la celebración de las fraternidades leyendo poesía en diversos puntos del planeta.
       

En este VI Festival, hay notorios avances y notorios retrocesos. Somos parte de la vida que bulle y esta, a veces con sobresaltos o momentos apacibles, siempre nos convoca. Somos gente de letras, enseñantes y también aprendices. Desde esta perspectiva asumimos la ineludible tarea de ir paso a paso convirtiendo en posible lo que para muchos es imposible.
            Leer poesía en si no resuelve nada, pero sin poesía, sin actos puros, sin poner en primer lugar al ser humano en sus necesidades y en el desarrollo de su potencial no hay futuro posible.
            Ya quisiéramos nosotros enviar un saludo con palabras como campos floridos para evadirnos de lo que se acumula envenenado, en el aire, en nuestros espacios vitales y nos cambia hasta el modo de caminar y de pensar.
            En honor a la verdad, desde la poesía no se puede evadir, pues su esencia es atrapar lo que está en el aire, adentrarse en fibras humanas. Un viaje a lo profundo, para volver a las luces del día, a los fragores de la noche, a los tropiezos del despertar, a los sinsabores de una desilusión o un viaje hacia el horizonte, que siempre se aleja, haciendo más interesante lo imaginado más allá.
            Entre la duda y la esperanza, entre la alegría y el dolor, vivimos y a veces nos acosa el desquicio de ganar el pan o no logramos vencer las ataduras del miedo que nos nubla el andar.
            La nuestra debiera ser la tarea de la liberación y para emprenderla debiéramos ser libres, por ahora son solamente las razones del canto que cada cual esgrime a su mejor manera.
            Ser poeta hoy, es ser una persona inmersa en su tiempo y desde su imaginario caminar hacia las ciudades de la luz, adelantarse en lo imposible para regresar a este tiempo y decir, con sentimiento y verdad, que la paz es la mejor de las utopías, es un lugar alcanzable a fuerza de razones puras y poesía.
            Imaginemos ahora un mundo sin ejércitos, sin la exclusiva y todopoderosa razón del lucro compulsivo; un mundo con trabajo creador para todos, un mundo sin desperdicios ni ataques mortales a la naturaleza. A ese lugar se llega luego de haberse desprendido el ser humano de todas la furias del miedo y del engaño.
            Hacia ese lugar vamos y por esas razones cantamos.

           Tito Alvarado
           Desde algún lugar en la calle, un 8 de mayo del 2012.

No hay comentarios: