Páginas vistas en total

viernes, 27 de abril de 2012

INFORMACIÓN DE DAVID ALANDETE SOBRE EL ESCÁNDALO DEL PULITZER

Veinte jurados, que son cambiados cada tres años, declararon desierto el premio Pulitzer. Desde 1977 no había ocurrido. De 340 novelas, ninguna les gustó. Pero no es justo, escribe David Alandete (El País, 25 de abril), ya que están La esposa del tigre, de Téa Obreht, “una de las mejores escritoras jóvenes” según The New Yorker, o Criadas y señoras, la novela más vendida de Estados Unidos en 2011, o Swamplandia!, nominada al Pulitzer, que alcanzó la nada desdeñable cifra de 200 mil ejemplares vendidos en todos los formatos, con doce ediciones.

Los lectores que seleccionaron a los finalistas fueron  Susan Larson, ex editora literaria del diario The Times-Picayune;  Maureen Corrigan, crítica literaria del programa Fresh Air de la cadena de radio NPR, y el novelista Michael Cunningham, que ganó el galardón en 1999 por Las horas.

Larson dijo en una entrevista en NPR el martes que los tres estaban “atónitos, enfadados y muy decepcionados” por la decisión última del tribunal. “Fue un trabajo muy intenso”, añadió.

Cunningham dijo posteriormente que consideraba que había algo “que no está bien en un sistema en el que se presentan tres libros de notable calidad y no se falla un premio”. “Creo que se lo deberían hacer mirar”, añadió.

Al saber de ello, la editorial Doubleday dijo en Twitter: “Aunque no haya un Pultizer REAL para ficción, aun podemos dar otro en Twitter. Empleen la etiqueta #TwitterPulitzer”. El ganador de ese Pulitzer popular fue, por cierto, Teju Cole, por Open City.

La declaración de premio desierto enfadó más, si cabe, a la industria editorial, que se halla en la encrucijada de un cambio a un modelo digital y que se enfrenta, además, a desafíos como las investigaciones del Gobierno de EE UU a sus acuerdos con empresas tecnológicas como Apple.

No es que entre los tres finalistas no hubiera calidad. Los tres se hallaban en la lista de libros notables que cada año publica The New York Times. Recibieron, por lo general, críticas excelentes.

The pale king ganó el premio Salon de 2011. The pale king es un libro póstumo de David Foster Wallace, que acabaron sus editores.

El autor de Train dreams obtuvo el Premio Literario Nacional de Ficción en 2007. La novela fue publicada en la revista Paris Review en 2002, para acabar en formato libro en 2011.

Es cierto que de los tres libros, sólo uno, Swamplandia!, es una novela como tal, ideada y acabada en ese formato.


Ver nota sobre los resultados del Pulitzer aquí, entrada del 17 de abril. 

No hay comentarios: