Páginas vistas en total

viernes, 21 de octubre de 2011

GARCÍA LORCA... / ALICIA DORANTES

SEGUNDA PARTE

Después de su madre fue Fernando de los Ríos quien estimuló el talento del entonces joven pianista, despertando, creciendo su amor por la poesía. En 1917 escribió su primer artículo-homenaje a José Zorrilla. Si se tienen en cuenta: la situación mediterránea de Granada, la herencia viva aún en la ciudad, el folclore sarraceno y la geografía agreste circundante, se deduce la influencia que estos tuvieron en su vida y en su obra literaria, más aún, en la poética, donde romanceros y epopeyas se funden de manera ininteligible.
     Era aquella la España "de la Edad de Plata", la sucesora de la Generación del 98, con una rica vida intelectual donde los nombres de Benito Pérez Galdós, Miguel de Unamuno, Salvador de Madariaga y José Ortega y Gasset, imprimían el sello distintivo de una crítica contra la realidad de España. Influyeron, además, en la sensibilidad del poeta, la obra de Lope de Vega, Juan Ramón Jiménez, los hermanos Antonio y Manuel Machado y Ramón del Valle-Inclán.
     En 1918 publicó su primer libro, Impresiones y paisajes, sufragado por su padre.
     En 1920 se estrenó en el teatro su obra El maleficio de la mariposa. Y, en 1921, su Libro de poemas. En 1923 se pusieron en escena dos comedias de títeres: La niña que riega la albahaca y El príncipe preguntón. Para 1927 expone en Barcelona su primera muestra pictórica. Por aquel tiempo se reunía con los poetas que aún permanecían en España: Jorge Guillén, Pedro Salinas, Gerardo Diego, Dámaso Alonso, Rafael Alberti y, sobre todo, sus amigos Luis Buñuel y Salvador Dalí, quien pintó los decorados del primer drama del granadino, Mariana Pineda.
     En 1928 publicó la revista literaria Gallo, de la cual salieron solamente dos números. Corría 1929 cuando marcha hacia Nueva York; dejaba publicados, además de los libros mencionados, Canciones (1927) y el primer Romancero gitano (1928), su obra más popular, si bien a él le incomodaba que el público lo viera como gitano. Durante su estancia en Nueva York escribe Poeta en Nueva York. En 1930 viaja a La Habana, donde escribe parte de sus obras.
     A su regreso a España es recibido en Madrid con la noticia de que su farsa popular, La zapatera prodigiosa, estaba en cartelera. Al instaurarse la Segunda República Española, Fernando de los Ríos fue nombrado Ministro de Instrucción Pública. Cito: "Bajo el patrocinio oficial, se encargó a Lorca la co-dirección de la compañía estatal de teatro La Barraca, donde disfrutó de todos los recursos para producir, dirigir, escribir y adaptar algunas obras teatrales del Siglo de Oro español. Escribió en este periodo Bodas de sangre, Yerma y Doña Rosita la soltera.
     En 1933 viajó a la Argentina para promover la puesta en escena de algunas de sus obras y dictar una serie de conferencias. Lorca había logrado el reconocimiento mundial. El día 11 de febrero de 1933 se convierte en co-fundador de la Asociación de Amigos de la Unión Soviética, creada en unos tienpos en que "las derechas del mundo" sostenían un tono condenatorio en relación a los relatos sobre las conquistas y los problemas del socialismo en la URSS. Fue entonces que escribió La casa de Bernarda Alba y Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, poema que comovió al mundo hispano:

     A las cinco de la tarde... / Eran las cinco en punto de la tarde.
     Un niño trajo la blanca sábana / a las cinco de la tarde.

                                                                                                        Sigue mañana

Caricatura, de pie: Alberti, Lorca, Chabás, ilegible, ilegible, Blasco, Guillén, Bergamín, Alonso, Diego Sentado: Sánchez Mejías.

     

No hay comentarios: