Páginas vistas en total

lunes, 17 de febrero de 2014

MENÉNDEZ PIDAL, EL CID Y LOS JUDÍOS

Cita sobre el despropósito del gobierno de España hace unos días:

"Otros episodio ficticio es el de las arcas llenas de arena que el Cid deposita en la casa de dos judíos burgaleses, diciéndoles que están henchidas de oro, para obtener de ellos un préstamo a cuenta de tal depósito...
... Nuestro poeta quiere hacer resaltar cuán falsas eran las acusaciones, que sobre el héroe pesaban, de haber robado parte de los tributos del Rey; el Cid parte al destierro pobre; necesita un préstamo y no tiene garantías que ofrecer a los prestamistas obligados, que eran los judíos. No creo deba mirarse este episodio como una manifestación del antisemitismo medieval, según hacen Bello y Bertoni. El poeta no cae en la vulgaridad jurídica que inspiraba las bulas de los Papas y los privilegios de los Reyes absolutorios de las deudas contraídas con los judíos, pues anuncia que el Cid pagará largamente el pasajero engaño. Después de este anuncio poco importa que el poeta no se acuerde más de decirnos cómo el Cid recompensa a los judíos. Esta omisión se subsanó en la Refundición del Cantar, conocida en el siglo XIII por las Crónicas suponiendo que el Cid, al enviar a Alvar Fáñez  Castilla, envía con él a Martín Antolínez, el mismo que había negociado el préstamo sobre las arcas de arenas, para que pague a los judíos el mismo que les engañó; el Cid, al despedir a ambos mensajeros, les encarga que pidan perdón a los judíos por el forzoso engaño..."

Ramón Menéndez Pidal, En torno al poema del Cid. Edhasa, Barcelona, 1970. Director de la colección, Félix Grande. Pp. 26-28.
Ver en elpais.com opiniones de los lectores a continuación de la nota informativa de David Alandete, Jerusalén, 15 de febrero, "Añoranza por Sefarad, pero no para volver".

La idea del gobierno español actual, ¿revive las tretas de Isabel, aconsejada por gente de la iglesia católica? Pueden verse los episodios de la segunda temporada de Isabel en rtve.es, donde aparece un inquisidor torturando a un judío que había conseguido dinero para las guerras de los reyes Isabel y Fernando.

No hay comentarios: