Páginas vistas en total

lunes, 25 de junio de 2012

REGALO DEL MAR / RAMÓN DE JESÚS HERNÁNDEZ OLIVARES

Caminé, sin prisa.
Ahí estabas... ¡grandiosa!,
venían a mí, el abrazo
de tus olas,
recorrías mi cuerpo,
ahí, ¡sola!...

¡Te llamé!, acudías
silenciosa y arrullante,
tu sonido provocaba
recostarse en la orilla
de un camino de enamorados,
y de pensantes solitarios.

No podía dejar de contemplarte.
Tu espuma
formaba  vestidos de encaje
a quien dormía,
a las sirenas que cantaban,
gritaban y lloraban, en los peñascos
mágicos de la tierra.

Tuve un deseo,
y aun cuando me vestías de encajes
te pedí un regalo.

Cubriste mi cuerpo
de blancas perlas burbujeantes,
me senté a la orilla,
y en instantes me obsequiaste
cobijo de perlas,
y desde el horizonte vinieron a mí
estrellas que habitan en las profundidades
y con diminutas perlas
formé un collar
que en épocas del soledad
coloco en mi cuerpo,
para cerrar sutilmente, mis ojos
y escucharte.

No hay comentarios: