Páginas vistas en total

miércoles, 25 de abril de 2012

MARÍA ELENA SÁNCHEZ / IVONNE MORENO USCANGA / CASA PRINCIPAL, SÁBADO 28

BELLEZA, CONTENIDO Y FORMA
La composición plástica es para varios realizadores un bálsamo, una vida paralela a la propia. Este es el asunto central en las propuestas de María Elena Sánchez, quién de manera emergente se acerca a los Talleres de Pintura del IVEC para posteriormente quedarse con los dibujos en carbón y en lápiz como recurso esencial para construir su propia definición de belleza.
El término de belleza  se ha cuestionado en el arte desde su aparición. Uno de los libros más recientes y su antítesis, la fealdad, escritos por Umberto Eco, nos detallan a través de los siglos las nociones de belleza y horror según se entienden en Occidente, y estos variarán según los procesos de creación y los medios  de uso de cada realizador, canalizándose cada uno de éstos a guisa de Kant: es el placer el factor dador de connotaciones de belleza.
A pesar del predominio de Grecia y los filósofos también el concepto de  la belleza oscila entre la presencia de  circunstancias, relatos y  accidentes según Arthur Danto:

..la historia de la vida de cualquier persona no es nunca el mero desarrollo a través del tiempo de un relato interiormente programado, ni una estructura episódica común, sino los accidentes, ellos son los merecidamente escritos o no…

Sólo así podemos distinguir los patrones del arte en nuestros días. Tal como lo expone María Elena Sánchez, su entorno en contenido y forma es su propia definición de belleza, el accidente, fue la llegada de la plástica a su vida la ocasión    propicia para relatarnos su encuentro con ella, como un diálogo transparente y cálido, cargado de preocupaciones y símbolos de mujer comprometida con sus ideales y su melancólico temperamento.

No hay comentarios: