Páginas vistas en total

jueves, 19 de abril de 2012

BOTELLAS CON POEMAS

Maratón de poesía en El Micalet, Valencia



Foto Kike Taberner, La Razón


Foto Jesús Ciscar, El País


N. Camacho, La Razón. VALENCIA.
Hace unos meses, el chef del restaurante Chez Lyon, Francisco Mateu, comenzó a embotellar diversos poemas de autores valencianos, españoles e internacionales. Esas botellas se comercializaron a cuatro euros, se vendieron mil 400  y sus beneficios se destinaron a la Asociación de Padres de Niños con Cáncer (Aspanion).
La iniciativa siguió creciendo a la misma velocidad que la solidaridad, por lo que decidieron aglutinar los mejores versos en una revista, cuyas ventas también irán a Aspanion. El resultado fue Un mar de poemas solidarios, una publicación que recoge una selección de los mejores escritos de los más de mil versos realizados y que se presentará el próximo sábado en el Teatro El Micalet de Valencia dentro de lo que se ha llamado «Mar-atón de poemas solidarios». Más de ocho horas de versos, música, teatro y literatura que se iniciará a las doce de la mañana para finalizar a las ocho de la noche.

Para los niños con cáncer y con ayuda de Erasmus (El País)

El dinero obtenido por la venta de los poemas embotellados y de la revista que los selecciona va parar a Aspanion, la Asociación de Padres de Niños con Cáncer.
“La verdad es que la iniciativa nos ha emocionado”, aseguró el representante de la entidad Luis Barber, en la rueda de prensa celebrada en un céntrico restaurante de Valencia. Barber incidió en la importancia de “dar visibilidad y que se conozca” la enfermedad que afecta en la Comunidad Valenciana a unos mil niños o adolescentes que están en tratamiento o no han transcurrido aún cinco años desde el mismo y no se les ha dado el alta definitiva.
“Que se conozca y se normalice la relación con el cáncer, porque ya no es tan dramática como en los años ochenta, cuando el 50% de los niños y adolescentes fallecían. Ahora el 77% se salva”, explicó.

Iniciativas como el festival poético contribuyen a “desdramatizar la enfermedad” y las ayudas que se reciben van destinadas a mantener los pisos de acogida que funcionan para albergar a los padres y madres que deben trasladarse a Alicante o Valencia para que sus hijos sean tratados, muchos, a veces, durante un largo periodo de tiempo.
En Castellón, los enfermos son derivados al hospital La Fe o al Clínico de Valencia, principalmente. En Alicante son tratados en el hospital general de la ciudad.
Así como Aspanion, que está integrada por unas mil 800 familias, es receptora de la iniciativa poético-solidaria, el colectivo Escena Erasmus es uno de los que participan directamente en la realización del maratón. Se trata “de una entidad de carácter humanista, cultural y también solidario”, según explicó su director, Josep Valero.

No hay comentarios: