Páginas vistas en total

sábado, 14 de enero de 2012

CANAL 22, BENÍTEZ Y GUSTAVO GARCÍA

En el noticiero de ayer, viernes13, el personaje recordado fue Fernando Benítez. Fueron transmitidos videos del escritor e invitaron a Gustavo García, crítico de cine, que trabajó con Benítez y compartió su amistad. Dijo que tiene grabadas horas de conversaciones con Benítez y se comprometió a transcribirlas para hacer un libro de unas 150 páginas.
          García habló con entusiasmoy admiración de Benítez, hizo un muy buen retrato hablado del ser humano, el backstage de una profesión que puede ser desconocida para los televidentes, e incluso, en este caso, de la manera de vestir de Benítez, de su manera de trabajar en el periódico y su desempeño como profesor en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Unam.
          Gustavo García se refirió a esa escuela, donde está la carrera de Comunicación, con el apelativo de kinder, pero lo explicó por el tamaño, pequeña entre las escuelas de Ciencias, Economía y el edificio gigantesco de Derecho. En los años en que el rector fue Pablo González Casanova se decía que era su escuela consentida, por eso kinder, niño.
          Para destacar la estatura intelectual de Fernando Benítez, García mencionó a José Vasconcelos. Una de las malas costumbres que tenemos con la gente es acomodarlas para una foto, pero hay más personajes detacados en la intelectualidad mexicana que futbolistas en un equipo.
          Ignoro por qué a los fotógrafos deportivos les gusta ubicar al portero o al capitán en un lugar destacado. Donde esté, el portero es visible porque viste distinto que sus compañeros y no se puede disimular al goleador, o al más entrevistado, el entrenador. Y en cine, ¿quién se acuerda del guionista cuando anda por allí la actriz, bellísima, y el director ha logrado concluir una película notable?
          En cultura, sin embargo, yo creo que no deben repartirse medallas y lugares, sobre todo si los tiempos y posiciones son incomparables.
          El lugar de Benítez en la cultura de la ciudad de México y su influencia en el resto del país no tiene comparación, incluso se encargó de un libro sobre Veracruz, que escribió con José Emilio Pacheco y cuya portada mostraron ayer en la pantalla. Continuar el reparto de medallas, como si las décadas fueran Olimpiadas, provoca que el sueño de muchas personas siga siendo irse a vivir al D.F. Así como para otras ha sido probar fortuna en Nueva York.
          Los torneos de futbol tienen lógica si distintas regiones aportan equipos para jugar en distintos estadios.

No hay comentarios: