Páginas vistas en total

jueves, 8 de diciembre de 2011

LEER ES JUGAR / MARIANA HERNÁNDEZ JALIL

CONSEJOS PARA CREAR
EL HÁBITO DE LA LECTURA EN LOS NIÑOS

Si tus padres no te inculcaron el hábito de la lectura, tú estás a tiempo para ayudar a tus hijos a comenzar. Cambia el círculo vicioso.
            Si tú lees, que tus hijos te vean con un libro en la mano, si ven que tú lees como papá, querrán ser “como tú”, por imitación, servirá para verlo como algo normal que hay que hacer a menudo, sentirán interés.
            Cuando el niño ya se sostenga sentado firme, se le puede ir ofreciendo libros que existen pensados ya para edades tempranas, con ellos además de disfrutar irán introduciéndose en el mundo de la lectura. Existen libros de tela para bebés, que son una ayuda para que se familiaricen desde los primeros meses de vida con los libros.
            La lectura debe ser algo divertido no una obligación, que elijan los libros que les comprarás, que sea una actividad especial ir a comprar un libro. Así lo leerá con más gusto.
            A partir de los tres años es recomendable ir leyéndoles libros infantiles, ciñéndose a la historia, pero buscando aquellos que les entretengan y desechando los que no llamen su atención, ya que queremos divertirles e incentivar su interés.
            Visitar una biblioteca en familia es una buena manera de que conozca el mundo de la lectura y de que vaya descubriendo los lugares dónde más adelante tendrá que pasar su tiempo.
            Busquen actividades de lectura en su comunidad. Seguramente existen talleres o cuenta cuentos como parte de algún programa educativo.
            Otro consejo para crear un hábito de lectura es utilizar un libro como premio cuando realice alguna acción bien hecha, de esta manera se acostumbrará y los verá como algo interesante.
            Regale libros en fechas especiales. Así como regala juguetes. Incluya un libro de acuerdo a la edad del niño e intereses.
            Es importante que el niño participe en la lectura, que señale los personajes, cuente cuál es su personaje favorito, le ayude a imitar el sonido de los animales…Y cuéntelo de forma divertida, haciendo énfasis en los signos de admiración, dando entonación.
            Que sea un hábito diario antes de dormir, por ejemplo. Si es bebé, absorberá la información aunque no lea todavía. Mientras vaya creciendo, será un momento tan especial, tanto para ti, como padre, como para los niños; poco a poco entenderás que más que un libro le estás dando una oportunidad al niño de convivir con ustedes, de abrir su mente y de tener mayor imaginación para resolver problemas de la vida.

No hay comentarios: