Páginas vistas en total

jueves, 3 de noviembre de 2011

VÍCTOR GARDUÑO, CUENTISTA

Ayer a las diez de la noche vimos a través de http://www.televisiónyucateca.com/ una entrevista con Víctor Garduño, al que presentaron como el cuentista más importante de Yucatán. El motivo fue la nueva edición de su libro Los otros misterios, publicado por el Instituto de Cultura de Yucatán.
     Diana Castillo y Carlos Peniche llevaron adelante el programa. Destacamos algunas partes, ya que puede verse el próximo sábado a las 20:30 horas.
     Víctor Garduño habló de cómo en su infancia escritos de su padre, cartas y poemas, lo movieron y conoció el deseo de escribir un libro. Garduño considera que el cuento tiene supremacía sobre otros géneros literarios, que por su intensidad debe ser considerado a la altura de la poesía, por lo que subrayamos una idea muy aceptable: que cada cuento es una obra independiente y que cada cuento puede ser un libro.
     Profesor en la Escuela de Escritores de Yucatán, deudor de Rulfo, Arreola, Borges y Cortázar, asistió a un taller en la universidad. Para ingresar tuvo que presentar un cuento, que fue aceptado. Allí permaneció ocho años, desde 1984. Un compañero y él decidieron irse cuando aceptaron que sus habilidades ahuyentaban a los nuevos. Siguió una etapa en la que estuvo en el taller de Agustín Monsreal.
     Lo que aprendió fue que los maestros deben ser exigentes, que en los talleres deben evitarse los elogios pues el progreso consiste en mejorar cuando se enmiendan los errores. Rechaza por supuesto que haya algo como la inspiración.
     Su recomendación para los escritores noveles es que lean cuentos y que vivan del cuento, para el cuento.
     Mencionó como una lectura necesaria y estimulante el cuento de Cocteau, "El gesto de la muerte".
     Considera importante la ambientación y el tema. En su caso, el motor es la realidad que no vemos, para que se de un complemento al escribir; la clave es aprender a ver las existencias falsas.
     Ahora se encuentra lidiando con la escritura de una novela.

No hay comentarios: