Páginas vistas en total

lunes, 28 de noviembre de 2011

PÚBLICO PACIENTE EL DE GUADALAJARA

Aparecen dos escritores y la audiencia se parte en dos. No es posible creer que ambos son escritores. Ella, Herta Müller, una mujer con el siglo XX a flor de piel. Él, el señor V., un profesor duro, que dice bloques sólidos, sin fisuras, casi sin alma. Cuando el señor V. se refirió a Sartre para apoyar una hipótesis encontré el argumento para justificar mi impaciencia: ese señor no entendió a Sartre, ¿qué más no entendió? Y empecé a ir y venir de cualquier canal al 22: la seguí oyendo a ella. ¿Y el público? ¿Qué hacía tanta gente allí? ¿De verdad son lectores fascinados por los libros? No lo creo. Los premios hacen fama y unos son atinados. Con el señor V. se han equivocado muchas personas. A Herta Müller no la conocía y puede ser que lea alguno de sus libros. Por lo pronto, voy a buscar un viejo libro de premios Nobel que me regaló una maestra de Español en segundo de secundaria (1965). Agregaré aquí sus nombres. La fama se destiñe con el tiempo como olvidaremos los aplausos de la mitad del auditorio en la FIL de Guadalajara, que está celebrando 25 años.

No hay comentarios: